22.2 C
El Salvador

“No solo es de soplar y hacer botellas”: Giammattei habla de migración, integración y vulnerabilidad en Centroamérica

El presidente de Guatemala participa en el “Evento de solidaridad” de la plataforma de apoyo del Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS), que se lleva a cabo en Costa Rica.

Te puede interesar

- Publicidad -
- Publicidad -

Alejandro Giammattei, participó este jueves 10 de junio en el “Evento de solidaridad hacia los desplazados forzados y las comunidades que los acogen en la región de Centroamérica y México, que se desarrolla en Costa Rica, en donde habló de la migración en la región, la vulnerabilidad de la región debido al cambio climático y la necesidad de que los países industrializados la ven como un área de oportunidad.

Los mandatarios participan en la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamérica (SICA) y España, que se lleva a cabo en San José, Costa Rica.

Durante su discurso, Giammattei recordó que hace 30 años se formó el Sica, El Sistema de la Integración Centroamericana, como parte de los acuerdos de paz de 1982, que en esos años Centroamérica vivía tiempos convulsos y la migración forzada se veía todos los días, pues los países tenían conflictos armados internos que no lograban resolver, pero se logró llevar paz a la región, pero no el desarrollo.

Expresó que una de las grandes deficiencias de los países en esta región es que no han tenido la visión de unirse y combatir las casusas estructurales que le dan origen a la migración.

“La gente no se va porque quiere. La gente se va porque lo necesita. La gente se va por la falta de educación, por la falta de los sistemas de salud, por la falta de trabajo, la falta de vivienda y en algunos casos, por razones de inseguridad. Se gente se ve obligada”, dijo Giammattei.

Recordó que hace unos días una niña de 5 años, guatemalteca, fue encontrada en el desierto los Estados Unidos, perdida.

“Imaginen el cuadro de una niña de 5 años de edad, en un desierto en donde un coyote la había dejado abandonada. Hemos visto muchos de nuestros connacionales morir por tratar de llegar a un lugar que le represente algo de más seguridad para su desarrollo que nosotros en nuestros países”, mencionó el mandatario.

Dardo a Trump y EE. UU.

El presidente Giammattei también dijo: “Hay quienes han dicho que hay que construir muros, y algunos ya lo hicieron y los han puesto como de 20 metros de alto y como 3 mil kilómetros. ¿Ha detenido la migración? No la detienen los muros. Si los detienen los muros, hacen túneles, pero la gente se pasa, la gente arriesga su vida”.

Le dijo a los asistentes que se imaginaran lo que debería de ser para que esa niña de 5 años -refiriéndose a la menor guatemalteca abandonada en el desierto de EE. UU. – pueda tener el derecho a reunificarse con su madre.

“Tener que contratar un coyote que cobra y deja empeñados los pocos bienes de esta gente, para poderla llevar con su madre, que es ilegal en los Estados Unidos”, afirmó el mandatario guatemalteco.

Falta de oportunidades y criminalización del migrante

Giammattei refirió que los movimientos que se ven en Centroamérica, refiriéndose a la migración, están centrados en la falta de oportunidades porque como Estados han sido incapaces de generar soluciones a los problemas de la población.

“Apostamos a las soluciones coyunturales, a detenerlos como sea, incluso llegando al colmo de criminalizar al migrante. El migrante no es un criminal, el migrante es alguien que está huyendo de lo que no encuentra”.

Región vulnerable

El presidente guatemalteco también hizo referencia a que Centroamérica y el Caribe son la región más vulnerable en los efectos del cambio climático, y refirió que los desplazamientos después de los huracanes y las tormentas tropicales del año pasado, Cristóbal, Amanda, Eta e Iota obligaron a mucha gente a tratar de movilizarse,  porque perdieron absolutamente todo.

Aseguró que 1.8 millones de personas fueron afectados en Guatemala, y que el país recibió apoyo internacional, pero nada comparable con la destrucción que hubo.

Giammattei recordó que este 2021 año tendremos más huracanes y que el período de lluvia que está iniciando, viene con fuerza, porque ha pasado de la sequía al diluvio y que en el corto plazo es previsible ver más gente tratando de migrar.

Llamado a los países desarrollados

“La invitación es a los países desarrollados,  a aquellos que tienen  en sus manos la concentración de la industrialización del globo terráqueo, que son en la gran mayoría los causantes del cambio climático, que deberían de apostar que podamos los Estados débiles, económicamente hablando, poder tener los recursos, no para estar reconstruyendo el mismo puente todos los años, no porque esté mal hecho, sino porque se cae, porque cada día es peor”, citó Giammattei.

“El mundo debería voltearse a ver a una región en donde vemos a las islas del Caribe asoladas todos los años, en donde vemos a una Centroamérica inundada  o donde vemos a una Centroamérica sin posibilidades de lluvia en una sequía, siendo una región con agua, pero sin la capacidad de poder hacer todas las labores de riego qué necesitamos para poder producir”, mencionó el presidente.

El único muro que detendrá la migración

El mandatario guatemalteco hizo un llamado a los jefes de Estado y presidentes pues considera que ahora tienen en las manos la oportunidad de fortalecer el sistema de integración centroamericana, para buscar convertir a Centroamérica en un muro de prosperidad, que es lo único que va a poder detener la migración.

“Si nosotros hacemos lo posible con la contribución, empresas, gobiernos extranjeros que se ubiquen en la región que nos ayuden a generar empleo, podremos hacer de esta región un centro logístico de las Américas que una a 3 continentes, pero más que eso podremos darle una respuesta a la gente para que no se vaya”, comentó Giammattei.

Afirmó que si no se hace eso se podrán poner soldados en las fronteras, podrán seguirse muriendo guatemaltecos, hondureños, salvadoreños o de cualquier otra nacionalidad en el tren denominado La Bestia o en el desierto en donde los dejen abandonados los coyotes.

“Hoy tenemos que empujar a Centroamérica a un nivel de desarrollo sin precedentes, a estar mucho más integrados para poderle dar respuestas efectivas a nuestra población”, destacó el mandatario.

Llamado a Europa

Giammattei se dirigió a presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, quien participó en la reunión, y le agradeció por ser uno de los países que más han apoyado, peo que también mueva los corazones de las autoridades de la Unión Europea para que miren a Centroamérica como una tierra de oportunidades, porque todavía hay oportunidades en la región, pero lo que falta es recursos, transformación, innovación, cerrar la brecha digital y hacer posibles cambios en la educación sea a través de una reforma educativa, para darle la oportunidad a las nuevas generaciones a prepararse mejor para enfrentar la vida.

“La obligación de un Estado es proteger la vida de sus habitantes, es generar el desarrollo, pero les prometo, después de un año y  5 meses de estar al frente del Gobierno, que por más que lo queramos hacer encontramos siempre la piedra en el zapato, que viene del cambio climático y de la poca solidaridad que muchas veces se mira en aquellos países que han sido los causantes que este cambio climático se dé”, insistió el presidente.

“Hoy no son las guerras en los países centroamericanos, las guerras internas, la causa, hoy es básicamente la falta de oportunidades generados por Estados indolentes durante muchos años. A enfrentar el gran reto y desafío de lograr el desarrollo humano. Y es ahí en donde vemos que enfocarnos, el desarrollo humano el Centro América tiene que mejorar y eso sólo se va a poder dar si hacemos cambios radicales en nuestros sistemas de salud, educación, desarrollo rural”, dijo Gimmattei.

“No solo es de soplar y hacer botellas”

“Estimados amigos yo esperaría en los próximos meses retomemos ese camino que hemos construido a lo largo de 30 años de integración, en donde podamos integrarnos con el Caricom y poder ver, en función de todos, a esta región como una región, no sólo vulnerable al cambio climático, la peor del globo terráqueo, sino que podamos ver a una Centroamérica unida, buscando el desarrollo humano de su gente”, detalló.

El presidente Giammattei también dijo que está convencido que los cambios se pueden dar: “Que no es cuestión de soplar y de hacer botellas, decía mi abuelita, es cuestión de principiar a trabajar con objetivos comunes, de principiar a trabajar con una visión de mediano y largo plazo que nos logre sacará adelante y no ser considerados una región pobre, porque somos ricos.

Afirmó que la mayor riqueza que tienen estos países son los jóvenes y los están perdiendo y entregándoselos a otras naciones cuando los países de esta región deberían tenerlos trabajando en el fortalecimiento de cada nación.

- Publicidad -

Recomendado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + uno =

- Publicidad -

Lo último

- Publicidad -
Open