27.5 C
El Salvador

El Barca cae ante la jugada del Real Madrid

Te puede interesar

- Publicidad -
- Publicidad -

El FC Barcelona cayó ante el Real Madrid en el clásico en un partido en el que los blaugrana fueron claramente de menos a más, pero no llegaron a tiempo para igualar los dos dos goles iniciarles. Gil Manzano, obviando un penalti sobre Braithwaite, y el larguero en el último suspiro a tiro de Ilaix evitaron un resultado más justo.

Los dos técnicos escondieron una carta en su once. Koeman se decidió por Araujo en el centro de la zaga, avanzando a De Jong y reservando a Piqué, mientras que Zidane reforzó la medular con Valverde en detrimento de Asensio. Dos retoques encaminados a ganar la batalla del centro del campo en la que el Barça se impuso, pero perdió en la definición.

Al conjunto blaugrana no supo sacar partido de su mejor orden y colocación por culpa de la fragilidad que mostraba cuando el Madrid recuperaba y salía con velocidad. Así fue como rompió el partido. Lucas Vázquez ganó la espalda a Jordi Alba y Benzema tocó de espuela su centro al primer palo para abrir el marcador.

Máxima efectividad blanca que se vio reafirmada poco después a balón parado. Vinicius forzó una falta ante Araujo en el límite del área, el Barça se hizo un lío en la colocación de la barrera y Kross se percató para disparar duro, el balón tocó en Dest y entró en la portería. Sin darse ni cuenta, el Barça llegaba a la media hora con dos goles en contra.

Esta ventaja llevó a los blancos a echarse todavía más atras y el Barça dominar de forma estéril excepto en el añadido del primer tiempo. Messi pudo firmar un gol olímpico de no ser por el poste que evitó que su lanzamiento de córner entrara una vez superado Courtois y el propio Leo chocó con el cuerpo del belga en un remate a bocajarro antes de que el colegiado decretara el descanso.

Revulsvio Griezmann

El equipo de Koeman hizo un cambio radical en la segunda parte. Varió el dibujo con la entrada de Griezmann por Dest y el equipo jugó el 4-3-3 tradicional, con Mingueza de lateral derecho y Dembélé en la banda. Los barcelonistas ganaron en profundidad con un un Grizzie muy móvil que ya acarició el gol a centro de Del Jong pero estaba en fuera de juego.

El Barça llegaba con mayor claridad en el área y un centro de Alba, dejado pasar por Griezmann, fue empujado a la red por Mingueza entrando en el segundo palo. Un gol para creer, aunque también despertó al Madrid.

Araujo salvó en dos ocasiones ante Vinicius, primero rechazando al palo y después enviando a córner in extremis. Mingueza también evitó sobre la línea un tanto de Krosso con un Barça lanzado a tumba abierta.

Polémica y larguero

Koeman se jugó el todo por el todo situando a Ilaix por Araujo, reconvirtiendo a Sergi Roberto en carrilero. El Barça apretó y Jordi Alba estuvo cerca de aprovechar un error de Odriozola y, en la misma jugda, Mendy empujó a Braithwaite en el área en una acción que el árbitro no quiso ni revisar en el VAR. El penalti pareció claro y el banquillo blaugrana se indignó como nunca.

El Madrid no sabía como parar el vendaval y Casemiro vio dos amarillas en un minuto. El Barça merecía el empate y un trallazo de Ilaix al larguero puso el punto y final.

- Publicidad -

Recomendado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =

- Publicidad -

Lo último

Open