fbpx
20.2 C
El Salvador

¿Qué animales pueden cantar?

No sólo los pájaros cantan, más animales de los que cabría esperar lo hacen. Cuáles son esas especies

Lo más leído

- Publicidad -

Dos criaturas cantan dulcemente juntas, intercambiando una serie de trinos y chirridos. Si cerramos los ojos y escuchamos, podríamos creer que estamos escuchando dos pájaros. Pero estaríamos equivocados.

De hecho, este es el repertorio vocal de una pareja de ratones cantores de Alston (Scotinomys teguina), diminutos roedores que se encuentran en los bosques nubosos de Centroamérica y se comunican cantandole apasionadamente a sus compañeros.

Sus sonidos en su mayoría caen fuera de nuestro rango audible, por lo que los investigadores revelaron sus dulces sinfonías grabando sus vocalizaciones en una frecuencia que podemos escuchar. Pero sus elusivos llamados también desacreditan una suposición común: que los pájaros cantores son los únicos animales, además de los humanos, que cantan. De hecho, más animales se cantan entre sí de lo que cabría esperar. Entonces, ¿qué especies lo hacen? ¿Y cantan solo para encontrar pareja y marcar su territorio, o quizás también, como los seres humanos, simplemente porque lo disfrutan?

Primero, necesitamos entender qué separa una canción de otros sonidos. Pocos investigadores afirman tener una respuesta definitiva. Pero en el nivel más simple, definen una canción como una secuencia de tonos, que pueden repetirse durante un período de tiempo en algo que se asemeja a lo que llamaríamos una melodía, según Brian Farrell, profesor de biología en la Universidad de Harvard que se dedica a parte de su investigación para estudiar los sonidos de los animales en el mundo natural. En pocas palabras, “todas las canciones son sonidos, pero no todos los sonidos son canciones”, dijo Farrell a WordsSideKick.com. Según esta definición, el ladrido de un perro, el croar de una rana o el zumbido agudo de una cigarra no son sonidos que necesariamente consideraríamos como canciones.

“Yendo un paso más allá, se podría decir que una canción implica cierto grado de composición, que se ve favorecida por la capacidad de improvisar”, destacó Farrell. Y añadió: “Curiosamente, los animales que cantan son con frecuencia aquellos que aprenden sus vocalizaciones de sus padres, en lugar de nacer con la habilidad; se cree que este aprendizaje flexible apuntala la capacidad de improvisar”.Ninguna conversación sobre el canto estaría completa sin las inquietantes melodías de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) (REUTERS)Ninguna conversación sobre el canto estaría completa sin las inquietantes melodías de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) (REUTERS)

Esta definición es humana y muy subjetiva. Pero cantar es una “forma abreviada de hablar sobre cierto subconjunto de señales animales que nos suenan muy musicales”, explicó Charles Snowdon, primatólogo y profesor emérito de psicología en la Universidad de Wisconsin-Madison que estudia cómo los animales se comunican y la relación de los animales con la música. Cuando aplicamos esta definición, comenzamos a descubrir las divas ocultas del mundo natural.

Tomemos al murciélago mexicano de cola libre (Tadarida brasiliensis), que intenta atraer la atención de las hembras durante la temporada de apareamiento con una melodía aguda (tan aguda, de hecho, que los humanos necesitan sintonizar un equipo de audio especial para escuchar eso). Cuando un murciélago macho logra captar el interés de una pareja potencial, las cosas se vuelven interesantes. Rápidamente, actualiza su canción simple para incorporar una variedad de secuencias, aparentemente para mantener a la hembra intrigada el tiempo suficiente para que comience el apareamiento, según un estudio de 2013 en la revista Animal Behavior. Los murciélagos pueden reorganizar rápidamente estas secuencias para descubrir lo que le gusta a la hembra: un verdadero caso de improvisación bajo presión.

Mientras tanto, los gibones desafían a los humanos como algunos de los cantantes más sublimes del mundo de los primates. No todas las especies de gibones cantan, pero las que producen arias complejas que suelen intercalar gritos largos y agudos con ráfagas de sonido más breves, utilizando mecanismos vocales que los investigadores han descubierto que también son comunes en los cantantes de ópera.Sus composiciones también dependen del contexto: los investigadores han descubierto que las alertas de depredadores de algunas especies de gibones tienen una disposición única de sonidosque no se escuchan en llamadas regulares, por ejemplo. Además, los compañeros de gibón también son conocidos por cantar a dúolo que los expertos creen que ayuda a fortalecer los lazos sociales y a demarcar el territorio de otras parejas de apareamiento.

Sin embargo, estos primates no son los únicos animales que disfrutan de un canto. Los ratones cantores de Alston también cantan a dúo, y lo hacen con mucha cortesía. Los animales suelen emitir un chirrido de ritmo rápido (sus canciones pueden contener casi 100 notas), pero los estudios muestran que las canciones de un animal nunca interrumpirán las de otro. De hecho, cada ratón se detiene durante una fracción de segundo después de que su compañero ha terminado, antes de que comience su propia canción. Los neurocientíficos han estado investigando la base neuronal de esta capacidad de pausa, para ver qué podría decirnos sobre las raíces evolutivas de la conversación humana, que también puede basarse en la toma de turnos.Existe una creciente evidencia de que los animales tienen una respuesta emocional a la música (Getty Images)Existe una creciente evidencia de que los animales tienen una respuesta emocional a la música (Getty Images)

Mientras tanto, ninguna conversación sobre el canto estaría completa sin las inquietantes melodías de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae). En 1970, el biólogo estadounidense Roger Payne cautivó la imaginación del público cuando realizó las primeras grabaciones de canciones de ballenas en vinilo y las distribuyó por todas partes. “Las conmovedoras canciones tuvieron tal impacto, de hecho, que se les atribuye el mérito de ayudar a impulsar el rechazo a la caza de ballenas durante la década de 1970, lo que finalmente resultó en una moratoria casi mundial”, destacó Farrell.

Las grabaciones de Payne también mostraron, por primera vez, que el canto de las ballenas se componía de motivos distintivos y repetidos. Payne “realmente fue la primera persona en descubrir que estas declaraciones de ballenas de 20 minutos son en realidad composiciones”dijo Farrell. Desde entonces, los investigadores han descubierto que las manadas de ballenas tienen canciones únicas que pueden usarse para identificarlas y que otras especies de ballenas, incluidas las orcas (Orcinus orca) y las belugas (Delphinapterus leucas), también cantan.

Estas son solo algunas de las especies cantantes del planeta y, dependiendo de cómo definamos las melodías salvajes de los animales, puede haber muchas más. Pero, ¿por qué cantan los animales que cantan, en lugar de ladrar, balidos o zumbar? Además de competir por territorio, pareja y comida, los animales que habitan el mismo espacio acústico tienen que “competir por el ancho de banda” para hacerse oír, explicó el especialista. Cantar, resulta, tiene la ventaja de transmitir a largas distancias y poder transportar mucha información en sus largas secuencias. Eso es útil cuando lo usa para demarcar territorio, alertar a otros sobre depredadores o cortejar a un compañero con impresionantes hazañas vocales, como lo hacen los murciélagos de cola libre.

Pero más allá de estos roles funcionales, ¿canta algún animal solo por el mero placer de hacerlo? Aquí, no hay respuestas precisas y rápidas. Pero sabemos que los animales juegan y que tienen “vidas emocionales”,explicó Farrell. “Esas dos cosas están establecidas y hay mucha literatura sobre ellas”, concluyó. Y también existe una creciente evidencia de que los animales tienen una respuesta emocional a la música.

FuenteInfobae
- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 6 =

- publicidad -

Últimas Noticias

Fuertes vientos en Moscú dañan una almena de la muralla del Kremlin y derriban un andamio que restauraba la fortaleza (VIDEO)

Lluvias con fuertes vientos azotan este viernes a la capital rusa. Las ráfagas alcanzan los 20 m/s y las condiciones...
- Publicidad -

Noticias relacionadas

Open