25.2 C
El Salvador
domingo 11 abril 2021

Artes marciales para relajarnos en casa

El Tai Chi y Chi Kung son dos artes marciales milenarias que nos llenan de energía. Conozca sus principios y aprenda una rutina para ponerla en práctica desde casa.

Te puede interesar

- Publicidad -

El Tai chi y Chi Kung se han catalogado como opciones de relajación que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, además de mejorar la flexibilidad del cuerpo y el equilibrio emocional.

Luis Duarte, instructor diferentes artes marciales como Tai Chi y Chi Kung, ha trabajado cerca de 25 años en estas y otras disciplinas. El experto habla de estas técnicas milenarias, por ejemplo el Tai chi fue creado como un arte marcial como el Kung fu o el karate, pero ha evolucionado como un ejercicio terapéutico para calmar el sistema nervioso, regular el estrés que es causante de muchas enfermedades y para prevenir enfermedades, agrega.

Duarte explica que el Tai chi hace que fluya mejor la energía vital, a lo que los chinos llaman chi, al hacerlo cada órgano, hueso y el mismo cerebro va a funcionar mejor y las emociones también se regulan, lo cual hace que la energía que se proyecta hacia fuera sea más intensa.  Es importante destacar que junto a este arte se practica también el Chi Kung, que tiene miles de ejercicios.

Ambos hacen que la persona se ejercite en un estado mental casi meditativo. Al ver a simple vista una sesión de estas artes se podría pensar que no hay mayor esfuerzo, “en Occidente estamos acostumbrados a pensar que un ejercicio que no duele no funciona y es una idea errónea que sin esfuerzo no hay beneficio”, dice Duarte.

Pero, al estar relajados, al lograr que la mente este consciente y coordinar los movimientos con la respiración, así se va entrando en contacto con la energía vital, así se convierte en una meditación en movimiento y la mente va reduciendo ese constante tráfico de pensamientos que tiene y permite que el cuerpo regule el funcionamiento.

El Tai Chi tiene otras variantes y también se aprende a través de técnicas de defensa personal con armas como sables y espadas. 

Estas prácticas también buscan estar en armonía con la vida y fluir con ritmos naturales.  Esto representa equilibrio y balance. 

“Aprendemos a vivir más tranquilos en la vida… esto ayuda a desacelerar porque en la actualidad al hacerlo todo con prisa y llevar diferentes actividades paralelas produce internamente que nuestro cuerpo y órganos trabajen también más rápido y esto nos lleva incluso a envejecer más rápido”, agrega Duarte.

Prepararse para la práctica

En una rutina de ejercicio se encuentran distintos movimientos y cada uno tiene un propósito para fortalecer órganos, músculos, pulmones, entre otros.  “Esta práctica además nos ayuda a no resistirnos a los cambios y esto nos favorece en especial en esta época que vivimos con la pandemia”, dice Duarte.

El ideal es practicarlo a diario.  Si lo hiciéramos una vez a la semana no tendríamos los mismos efectos que al hacerlo a diario, recomienda el instructor.  El ideal es de ir de 20 a 30 minutos diarios, podría ser un poco más hasta una o dos horas, según la edad y condición física. La idea es no forzar el cuerpo, una recomendación es la regla de hacer la práctica hasta en un 70% de nuestra capacidad y no gastarse toda la energía.

En general se aconsejaría hacer el ejercicio temprano y al aire libre, por la situación actual no todos tienen esa oportunidad, así que se puede crear el ambiente, de preferencia con aire fresco y poner música.

Durante el día consideremos que comer saludable, estar en contacto con la naturaleza, respirar aire puro, así como los pensamientos positivos son acciones que fortalecen la energía del cuerpo.

Ejercicios

Aquí compartimos una rutina corta de ejercicios que puede hacer en casa.  El maestro Luis Duarte nos lleva paso a paso.

1. Sacudir el árbol. Relaje, afloje y sacuda su cuerpo completamente. Inhalando por la nariz y exhalando por la boca haciendo el sonido ahhh… Un excelente ejercicio para soltar las tensiones acumuladas y mejorar la circulación de la sangre.  El ejercicio se puede hacer de 1 a 30 minutos. Cuanto más se hace, más se estimula la energía.

(Foto Prensa Libre: Luis Duarte)

2.  Limpiar la energía: inhale por la nariz manteniendo los ojos abiertos, exhale por la boca cerrando los ojos imaginando que esta bajo una cascada de agua muy pura y fresca. El agua recorre el cuerpo limpiando todas las tensiones, dolores y emociones negativas.  Repita lo que sienta necesario para limpiar la energía estancada.

(Foto Prensa Libre: Luis Duarte)

3. Sintiendo la energía: coloque una palma frente a la otra e imagine que entre sus manos tiene una burbuja de energía. Al inhalar sienta que esa burbuja se hace más grande y al exhalar se hace pequeña. Expanda el abdomen al inhalar y deje que se relaje al exhalar.  Repítalo de uno a tres minutos.

(Foto Prensa Libre: Luis Duarte)

4. Levantando agua: Imagine que esta dentro del agua y levante sus brazos de forma muy suave y lenta sintiendo la presión del agua todo alrededor de su cuerpo.  Haga una serie de un mínimo de tres veces o repítalo hasta 30 veces.

(Foto Prensa Libre: Luis Duarte)

5.  Levantando agua parte 2: baje sus brazos muy suave y lentamente sintiendo la presión del agua cuando los baja.

- Publicidad -
- Publicidad -

Recomendado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo último